Pintar las paredes

Continuando con el post de pinturas decorativas, Cuando queremos pintar las paredes de nuestra casa se nos presentan varias opciones que, dependiendo del dinero que queramos gastar, el color o el estilo optaremos por una u otra.

pintura lisa

Si nos gusta las paredes lisas el albañíl tendrá que lucirlas sino lo están, ya que al pintar una pared con salientes o deformidades se notarán más los fallos e irregularidades que si la pared la pintamos con gotelé.

No obstante, el pintor tiene que lijarlas, arreglar los pequeños fallos con el aguaplast para, finalmente, volver a lijarlas de nuevo. Una forma de comprobar si la pared está bien lisa es cojer una lámpara junto a la pared y moverla horizontal y verticalmente. Si hay sombras significa que hay irregularidades.

Pintura de predes

Pintar en liso es más caro porque es necesario más trabajo del albañíl y/o pintor. Mas, si queremos pintar en gotele con gota fina o gorda, el trabajo del pintor será menos costoso ya que el gotelé tapa las pequeñas irregularidades.

Pintura lisa

Actualmente, se tiende a pintar en diferentes colores muy distinto al clásico blanco de toda la vida. Los colores suaves como azul claro, amarillo y otros similares, son más baratos porque sobre una pared clara necesitan menos manos de pintura, en cambio los colores oscuros necesitan más manos para poder cubrir el fondo claro, de ahí que los pintores cobren más por este tipo de colores.

Se está poniendo de moda el estuco que presenta paredes muy vistosas y sufridas que el gotelé y el liso, pero supone mucho más trabajo y es más caro su aplicación.

estucado

Dentro de la gama de pinturas una recomendación para mantener los colores y que su durabilidad sea mayor, es utilizar pinturas lavables que se puedan limpiar de manchas y rayas, muy práctico cuando hay niños en casa. Solicita tu prespuesto!